¡Abba Padre!

¡ABBA PADRE!

El Espíritu de Dios en el creyente clama ¡ Abba Padre! , este Padre es el Dios y Padre de Jesús nuestro Señor. La doctrina de la Trinidad es una dañina mentira diabólica, enseñada por ignorantes o bien por hombre impíos destinados a condenación.

Idolatría Cristiana

La Unión Hipostática

Según el dogma de la Trinidad el verbo de Dios es La segunda Persona de un ser divino trino llamado el dios hijo,  este al hacerse hombre es definido con el concepto filosófico de Unión Hipostática, la unión en una sola persona de  dos naturalezas la divina y la humana siendo entonces verdaderamente Dios y verdaderamente hombre y concluyendo que Dios sea ha  hecho carne.

El tema radica en hacer al hijo de Dios igual al Padre en todo el sentido de la palabra y conjugar esa igualdad con el dogma trinitario. El dios hijo desempeña  el rol de hijo dentro de la economía trinitaria, la segunda persona está subordinada a la primera persona Dios Padre, es decir el Hijo de Dios no es hijo en el sentido filial de la palabra sino un rol asignado en la misteriosa configuración del ser trino, el dogma trinitario lo que en realidad esta haciendo es desacreditar al hijo de Dios, hacerlo mentiroso al contradecir todo lo que  el mismo enseña y  afirma que es, el Hijo de Dios que salió del Padre único Dios verdadero, dador de vida.

La Trinidad: “Padre de Dios”, Hijo de Dios y Espíritu Santo de Dios y los tres son uno

Credo Escritural

Creemos que solo hay un Dios, el Padre, el Altísimo, solo Soberano, Rey de reyes y Señor de señores, el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible del cual proceden todas las cosas.

Y un Señor, Jesucristo por cuya causa son todas las cosas, destinado antes que el mundo fuese creado. Enviado por el Padre en el cumplimiento del tiempo nació de mujer como verdadero hombre,  no estimó su rango como Hijo del Altísimo para propio beneficio sino que en obediencia se humilló a si mismo muriendo en sacrificio por nuestros pecados, fue sepultado y al tercer día resucitado por Dios de entre los muertos lo glorificó sentándolo a su diestra  conforme a las Escrituras.

Gran Sumo Sacerdote reina y vive para siempre para interceder y salvar a los que por su mediación se acercan a Dios. Constituido por Dios como Juez Juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, y suprimida toda  autoridad, domino y poder, entregará el reino a su Dios y Padre para que Dios sea todo en todos.

Creemos que Jesús es el escogido de Dios, su amado Hijo, el resplandor de su gloria e imagen perfecta de su ser, que salió del único Dios verdadero dador de vida como su palabra viviente, el segundo Adán obediente hasta la muerte, hecho por Dios Señor y Cristo recibió para gloria del Padre un nombre sobre todo nombre, toda autoridad en los cielos y en la tierra. 

Creemos que los creyentes  como un cuerpo con el primogénito Hijo a la cabeza son morada de Dios en el Espíritu, la expresión máxima del Altísimo, quién llena toda la creación.

Creemos en el Espíritu Santo no como una persona distinta al Padre sino procedente del Padre, su Espíritu eterno.

No Creemos que Jesús es la segunda persona llamada  Dios Hijo como una subsistencia entre una pluralidad de tres personas divinas de un Dios trino según la enseñanza del Trinitarísmo

No Creemos en una coexistencia de dos Dioses como enseña el Dualísmo

No Creemos que Jesús es el mismo Dios Altísimo según enseña el Unicitarísmo.

Creemos que Dios es unipersonal