Credo Carlista

Creemos que solo hay un Dios, el Padre Todopoderoso, del cual proceden todas las cosas, y un Señor, Jesucristo su Hijo, por medio del cual son todas las cosas, nacido de Dios antes que el mundo fuese, enviado por Dios renunció a su grandeza, nacido de mujer por el poder del Altísimo murió por nuestros pecados y fue sepultado y al tercer día resucitó de entre los muertos, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, Rey y Sumo Sacerdote reina y vive para siempre para interceder y salvar a los que, por su medio se acercan a Dios, juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, suprimido todo dominio, autoridad y potencia entregará el reino a su Dios y Padre, para que Dios sea todo en todos.

Creemos que el Padre y su Hijo no son la misma persona, o subsistencias, personas y/o títulos de un mismo ser.

Creemos que Jesús no es Dios, sino el escogido de Dios, su amado Hijo, el resplandor de su gloria e imagen perfecta de su ser. Nacido de Dios, recibió de su Padre el Dador de vida, tener vida en si mismo, y ambos Padre e Hijo están en perfecta unidad, de la cual somos hechos participantes así como también de su naturaleza divina en común unión con el Padre y su Hijo por el Espíritu, siendo adoptados por medio de su Hijo según el beneplácito de la voluntad del Padre.

Creemos que el Espíritu Santo no es otra persona distinta al Padre sino que procede del Padre, su Espíritu y su Poder, y habita en plenitud en su Hijo Jesucristo cabeza de la Iglesia, su cuerpo, morada de Dios en el Espíritu.

Creemos que los hijos de Dios están en Cristo y Cristo en Dios, su Padre, único Dios verdadero, y cuando Cristo se manifieste entonces nosotros también seremos manifestados con él en Gloria. Amén


Anuncios

Publicado por

jcescandell

Alrededor del año 1992, fue la primera vez que escuche a un predicador de corte evangélico hablar de la obra de Jesús, aquellos años perfilaron en mi vida un antes y un después. Pasados 26 años después de aquel primer encuentro puedo entender con mas claridad que Dios me reveló a su Hijo y el Hijo a su Padre. En contra del misterioso concepto trinitario y unicitario de Dios sigo mi peregrinaje marcado por la excomunión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s